Misionero ruso en Ucrania evangeliza en medio de la guerra: “Dios es la salvación”

Escrito el 09/07/2022
Por: Acontecer Cristiano

Un misionero ruso predica el Evangelio en la ciudad portuaria de Odessa, Ucrania. Incluso cuando estalló la guerra, continuó su labor evangelizadora con la fe en que el conflicto causará un avivamiento espiritual en el país.
Esquivando bombas, Denis y su iglesia están en las calles compartiendo a Jesús con la gente.
“Cuando podemos, seguimos testificando a la gente, seguimos evangelizando, a menos que los misiles arruinen nuestros planes. Seguimos teniendo servicios en la iglesia a menos que el toque de queda nos haga transmitir los servicios”, dijo el pastor en su canal de YouTube.
Durante el conflicto, debido a su ciudadanía rusa, Denis fue llevado a la comisaría, interrogado y registrado.
“Me inspeccionaron, mis bolsillos, mi bolso y todo en mi teléfono inteligente: mis fotos, mis notas, mis contactos, mis mensajes”, dijo.
“Cuando encontraron un billete ruso en mi billetera, un oficial tomó un marcador y dejó un mensaje vulgar para el presidente Putin. Después de eso, me dejaron ir”.
No todos los rusos apoyan la invasión de Ucrania por parte de Putin, especialmente aquellos fuera de Rusia que tienen acceso a los medios occidentales. Este es el caso de Dennis.
En medio de los bombardeos
Durante la guerra, el misionero vio cómo las fuerzas rusas bombardeaban Odessa, la ciudad donde vive.
“Ucrania está siendo bombardeada todos los días. Algunas aldeas y pequeños asentamientos ya no existen. Están completamente destruidos. Bombardean todo, tanto objetivos militares como civiles, escuelas, museos y hospitales. Cuando las tropas rusas se retiran, pueden ser muy destructivas, saqueadoras y violentas, incluso contra los civiles”, informó el pastor.
Con un millón de habitantes, la ciudad portuaria se considera estratégica y los acorazados acechan en la costa, listos para disparar en cualquier momento. 
Un aeropuerto y dos edificios residenciales en Odessa fueron bombardeados. En un ataque, fueron diezmadas tres generaciones de una familia: abuela, madre e hijo.
Avivamiento en medio de la guerra
Para el misionero, el aparente ataque de Rusia a Ucrania provocará un avivamiento espiritual en el país.
“Creo que la situación en Ucrania sacudirá los falsos cimientos de la vida de muchas personas y se volverán a Dios, que es la roca de nuestra salvación y una torre fuerte”, declaró.
Así como le pasó en Ucrania, Denis también enfrentará una investigación por parte de las autoridades cuando regrese a su país de origen.
“Las fuerzas de seguridad de Rusia intentarán obtener la mayor cantidad de información posible sobre mí. Rusia no es un país muy democrático y la gente pasa años en prisión incluso por declaraciones menos fuertes. Mientras vivía aquí, me acostumbré a la libertad”, reveló.